Las 2 técnicas verbales claves para mantener la Atención de los demás

En éste artículo voy a revelarte un secreto. Lo que vas a leer te va a inquietar mucho, puede que incluso te preocupe y te atormente. Si eres una persona impresionable no sigas leyendo esto y vete al siguiente post. Pero no hay ninguna página en internet que vaya a descubrirte el más oscuro secreto de la manipulación psicológica salvo esta.

Lo que acabo de hacer es aplicar una sencillísima norma de control verbal: ¡el miedo! Y parece que con bastante éxito ya que sigues leyendo el texto pese a las advertencias. El miedo es una técnica de manipulación que brinda un éxito asegurado; aun así, no se utiliza casi nunca (no de una forma explícita).

Y es normal, ya que a nadie le gusta que lo aterroricen, de forma que si se quiere tomar el miedo como forma de manipulación suele hacerse de manera encubierta. Si tus fines no son malignos (espero que así sea) podrás hacerlo de forma evidente y abierta, pues encontrarás muy útil ésta técnica que, aplicada con buen juicio y suavidad, te permitirá transmitir aquello que tengas que decir.

 

En Alemania, Thorsten Havener empieza su programa de mentalismo diciendo: “Lo que van a ver esta noche inquietará a algunos de ustedes, pero se lo mostraré de todos modos.” De repente, todo el mundo está atento a lo siguiente que vaya a hacer 😉

HR_2012_11_TH0261_klein

Así que la próxima vez que alguien te pregunte por cortesía a qué te dedicas, utiliza ésta técnica para captar verdaderamente su atención con un: “No sé si le gustaría saberlo, algunos se asustan un poco cuando lo cuento… acérquese, no quiero que lo oiga nadie más”. ¡Está dentro!

Además, estoy utilizando otra técnica fundamental. La segunda norma de control verbal es: ¡el secreto! Diciéndole a alguien que le vas a contar un secreto, créeme, te hará caso de verdad. No hace falta que se lo digas de forma directa. Puedes dejar ver que es algo que no sueles compartir, hacerle prometer que lo que vas a decir no va a salir de esa conversación, etc… “Esto que quede entre nosotros”.

secreto

Lo ideal es que, tanto al primero como al segundo método les acompañé una consecuencia lógica. Si la confidencia que vas a compartir no tiene por qué conllevar semejante discreción… sería algo incoherente decir: ”Deja que te cuente un secreto…”. Con la práctica irás aprendiendo a darle naturalidad a todo esto. Yo solamente lo utilizo en casos en los que la atención está disipada y lo que voy a decir es ¡realmente importante!

 

Estas dos técnicas son las que más utilizo para crear ese ambiente de confianza con los chavales a los que expongo mis conferencias en los institutos. Muchas veces, la situación en que se encuentra tu interlocutor es de dispersión, le cuesta por algún motivo concentrarse. Ahora que sabes estos truquillos podrás asegurarte de que se escucha con atención lo que dices y, además, crearás un aire de familiaridad que probablemente guste.

 

¿Qué te han parecido estas técnicas?

¿Conoces algún truquillo par captar la atención?

Compártelo en los comentarios de aquí abajo 😀

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *